Nuestros vinos de la Mancha

¡Qué importante es conocer nuestros orígenes! Hoy te queremos contar dónde nacen los vinos Bella Pilar. Para ello, nos vamos a ir a Castilla La Mancha, concretamente a Cuenca, dentro de la DO La Mancha.

Antes de nada debes saber que en España hay 96 Denominaciones de Origen Protegidas de vino, que corresponden a zonas territoriales o comunidades autónomas, y como deja entender su nombre se encargan de apoyar y proteger la calidad y las características de un vino.

Ahora te podrás imaginar la cantidad de zonas elaboradoras de vino y la variedad de vinos que hay en España. Pues piensa que de todas ellas, la DO La Mancha es la DO más extensa de España… ¡y del mundo!

Y seguramente por esta razón, La Mancha ha estado unida desde siempre a la literatura, a las costumbres populares, a las fiestas… y siempre en torno al vino y a la cultura del vino.

Un ejemplo: ¿a que cuando piensas en La Mancha rápidamente aparece en tu cabeza Don Quijote, y también Cervantes; y sabemos que van unidos y que son inseparables? Eso también pasa con el vino. La Mancha se asocia principalmente a tres ideas: Don Quijote, Cervantes y vino. Tres iconos que forman parte de su cultura, su historia y su literatura.

Es fácil encontrar referencias que unen estos tres factores, por ejemplo esta frase sacada del Quijote escrita por Cervantes:

Mas sucedióles otra desgracia, que Sancho tuvo por la peor de todas, y fue que no tenían vino que beber. (Parte I, Cap. XIX)

Ya que estamos con la literatura, vamos a hablar de la embotellada: de los vinos Bella Pilar y de sus uvas.

Las uvas más plantadas en Castilla la Mancha son la Airén, uva blanca con la que elaboramos el vino Pureza Bella Pilar, que es un coupage de Airén, Macabeo y Chardonnay. Un vino envolvente, amplio y agradable.

Otra uva que encontramos en esta zona es la Tempranillo, también llamada Cencibel en esta zona, y con otros muchos nombres dependiendo donde se cultive, Tinta Roriz en Portugal, Tinta de Toro en Zamora, y Ull de Llebre en Cataluña, entre otros nombres.

La Tempranillo aparece en nuestro Temple crianza, un vino 100% Tempranillo con el carácter de la tierra donde crece, de intenso color granate, fruta roja y negra, ciruelas, cerezas, notas de regaliz rojo, y matices dados de la crianza en madera.

El Coraje Bella Pilar es un vino 100% orgánico elaborado con Tempranillo y Petit Verdot, de oscuro color granate con reflejos violáceos de su juventud, poderoso y afrutado, con aromas de ciruelas negras, moras, notas balsámicas y especias.

Y por último hablar de Carisma Bella Pilar, nuestro otro vino joven, coupage de Tempranillo y Syrah, de vivo color rojo cereza con tonos violáceos, de intensos aromas a frutos rojos y regaliz, y de boca suave y ligera con recuerdos a estos aromas.

Ya ves que tienes dónde elegir y de lo que poder disfrutar y descubrir de cada uno de ellos, todos diferentes, pero cada uno especial, y por qué no acompañarlo con un buen libro.

Viviendo un momento maravilloso que no vas a querer olvidar, por eso lo podrás anotar en la botella. Y de fondo que suene una melodía que también sea extraordinaria, igual que lo fue en su día Cervantes con su Quijote logrando que perdurase en el tiempo, como Camarón y su «La leyenda del tiempo»…

¡Salud!